fortaleza de san carlos en perote
Turismo

La fortaleza de San Carlos en Perote, Veracruz

La Fortaleza de San Carlos en Perote, es el más grande e impresionante (con excepción tal vez de San Juan de Ulua) de los diversos ejemplos de arquitectura militar que se levantaron en Veracruz durante la época colonial.

Durante la segunda mitad del siglo XX, esta fortaleza fue usada como CERESO (Centro de Rehabilitación Social). Afortunadamente, hoy en día está abierto a los visitantes quienes pueden explorar sus instalaciones y conocer de primera mano, el tipo de estructuras militares que prevalecieron entre los siglos XVI y XVIII.

Placa de la Fortaleza de San Carlos en Perote

Video aéreo de la fortaleza de San Carlos en Perote

Como las imágenes dicen más que mil palabras, te dejo abajo un video en el que podrás apreciar imágenes aéreas de la fortaleza de San Carlos, que muestran la magnitud y esplendor de esta magnífico edificio, a pesar de las malas condiciones en las que se encuentra:

Ubicación de la fortaleza de San Carlos

Como queda dicho, la fortaleza de San Carlos se encuentra en Perote. De hecho, si llegas a esta población en transporte público, desde la terminal de autobuses no tendrás más que caminar escasas cuadras con rumbo al norte para encontrarte con esta majestuosa mole de piedra.

Pero para evitar confusiones, te dejo la ubicación exacta a través de Google Maps, en la que, por cierto, puede apreciarse la forma “estrellada”, característica de la traza italiana, es decir, el tipo de arquitectura que se empleó para construir esta estructura militar colonial.

Historia

Ubicado sobre el antiguo Camino Real que unía a la ciudad de México con el puerto de Veracruz (pasando por Puebla y Xalapa), Perote se vio beneficiado por el comercio y movimiento de personas que transitaban por este camino, razón por la que su importancia como lugar de reposta y venta de diversos artículos fue en aumento durante la época colonial.

Dicha importancia repuntó cuando, en 1762, Inglaterra atacó y se apoderó de la Habana, lo que hizo temer a la Corona Española un eventual ataque inglés que pudiera poner en peligro las posesiones ultramarinas de la metrópoli, en especial la joya de su corona, es decir, la Nueva España.

Por lo anterior, se decidió mejorar las capacidades militares del territorio novohispano, por lo que se tomaron diversas medidas para que dichos territorios pudieran disponer de medios de defensa en el caso de que la guerra alcanzara la América española.

Entre estas medidas, se consideró el levantamiento de un ejército permanente en la Nueva España (pues no se contaban más que con escasas fuerzas armadas) y, lo que interesa para este post, la construcción de fortificaciones que ayudaran a contener a un hipotético enemigo que lograra desembarcar y avanzar al interior del país.

Bajo esta premisa llegó a México el brigadier ingeniero Manuel Santiesteban (también escrito Santistevan), y después de un estudio para reconocer el mejor lugar en el que debería de construirse una fortaleza tierra adentro (pues ya se encontraba la fortaleza de San Juan de Ulúa en Veracruz), se iniciaron las labores de construcción de San Carlos en 1770 que concluyeron en 1777, periodo que abarcó dos administraciones virreinales: la de Carlos Francisco Marqués de Croix (1766-1771), y la de Antonio María de Bucareli y Urzúa (1771-1779), siendo entonces el rey de España Carlos III (1759-1788), quien fue conocido por ser el principal reformista de la dinastía Borbón:

Por inscripción en placa de bronce colocada en el edificio concluido y por carta enviada a Carlos III por el Virrey de Bucareli se conoce que:
“Se comenzó este real fuerte en 20 de Octubre de 1770 reinando nuestro católico monarca el Señor Don Carlos III, siendo Virrey de esta Nueva España, el Exmo. Señor Marqués de Croix e Ingeniero Director el Brigadier Don Manuel de Santiesteban. Se concluyó en 31 de Diciembre de 1776, gobernando este reino el Exmo. Sr. B. Fr. Don Antonio María de Bucareli y Ursúa”.

Por inscripción en placa de bronce colocada en el edificio concluido y por carta enviada a Carlos III por el Virrey de Bucareli se conoce que:
“Se comenzó este real fuerte en 20 de Octubre de 1770 reinando nuestro católico monarca el Señor Don Carlos III, siendo Virrey de esta Nueva España, el Exmo. Señor Marqués de Croix e Ingeniero Director el Brigadier Don Manuel de Santiesteban. Se concluyó en 31 de Diciembre de 1776, gobernando este reino el Exmo. Sr. B. Fr. Don Antonio María de Bucareli y Ursúa”.

Plano original de la fortaleza de San Carlos.
Plano original de la fortaleza de San Carlos.
Vista de satélite actual de la fortaleza de San Carlos (Google Maps).
Vista de satélite actual de la fortaleza de San Carlos (Google Maps).

El diseño de la Fortaleza de San Carlos en Perote, Veracruz, obedece a un estilo claramente identificado durante la época, llamado Traza italiana y que se popularizó a partir del siglo XVI en Europa (en oposición a la obsoleta defensa que para entonces podían brindar los castillos medievales) y que España exportó a América.

Como es posible apreciarse en las imágenes de arriba, dicha traza tiene forma de estrella con ángulos abaluartados que servían para defenderse mutuamente con fuego cruzado, lo que además permitía un fuego nutrido a las murallas (llamadas cortinas) en el caso de que atacantes de infantería lograsen llegar a los mismos después de salvar el foso.

Además, en el caso de este edificio militar, cada baluarte fue encomendado a las advocaciones de San Carlos, San Antonio, San Julián y San José, debido a la religiosidad de la época.

Lastimosamente no pudo comprobarse el poderío de esta estructura en un asedio a gran escala como el que se esperaba podría ocurrir en la segunda mitad del siglo XVIII e inicios del XIX por parte de las naciones rivales de España, aunque sí se usó para acantonar soldados en la primera década del XIX. A partir de 1823 y como lo afirma David Guerrero, San Carlos
fue sede del Heroico Colegio Militar. En cuanto obra castrense, participó intensamente en la movilización de tropas durante los pronunciamientos a favor o en contra de los muchos gobiernos que tuvo el país, durante la mayor parte del siglo XIX […]
Durante la guerra de 1847, sostenida entre México y Estados Unidos, el Fuerte de San Carlos sirvió para la concentración de prisioneros de guerra. Con un país dominado por los ejércitos, la fortaleza tuvo una vida dinámica y al mismo tiempo azarosa, al ser utilizada como cuartel de tropas, caballeriza, almacén de pólvora y de municiones.
Durante las primeras décadas del siglo XX, se usó como prisión de las huestes federales y constitucionalistas; más tarde, en la Segunda Guerra Mundial, fue convertido en campo de concentración para los residentes extranjeros y algunos prisioneros alemanes e italianos.
De hecho, las características de su arquitectura influyeron para que, a partir de agosto de 1949, se transformara en Reclusorio Central del estado de Veracruz, papel que desempeñó hasta su clausura en marzo de 2007.

Algunos de los hechos anteriores, quedaron inscritos en placas conmemorativas que hoy pueden verse en la entrada principal de la fortaleza:

  • Placa conmemorativa en la fortaleza de san carlos en perote.
  • Placa conmemorativa en la fortaleza de san carlos en perote
  • Placa conmemorativa en la fortaleza de san carlos en perote
  • Placa conmemorativa en la fortaleza de san carlos en perote

Fotografías actuales de la fortaleza

Ya sabes cómo luce la fortaleza desde el aire (con el video que te dejé al inicio de este artículo. Apréciala ahora a ras de suelo con las siguientes fotografías:

  • Fortaleza de San Carlos en Perote
  • Fortaleza de San Carlos en Perote
  • Fortaleza de San Carlos en Perote
  • Fortaleza de San Carlos en Perote
  • Fortaleza de San Carlos en Perote
  • Fortaleza de San Carlos en Perote
  • Fortaleza de San Carlos en Perote
  • Fortaleza de San Carlos en Perote
  • Fortaleza de San Carlos en Perote
  • Fortaleza de San Carlos en Perote

Los centinelas de la Fortaleza de San Carlos en Perote, Veracruz

Para finalizar este escrito, debo mencionar que existe una leyenda que involucra a dos centinelas de piedra que resguardan la entrada al baluarte:

Frente al acceso de la fortaleza, delante del foso, se hayan las estatuas de dos soldados de la corona que representan a los centinelas Juan de Ferrer y Jaime Castells que abandonaron sus puestos por razones de amor pues competían por los favores de Olalla de Clots.

Al enterarse de que serían procesados por deserción huyeron y nunca más se les vio. Para que no se olvidara su falta y su vergüenza, se mandaron a erigir dos figuras que los representaran para ser colocadas en el mismo lugar en el que montaban guardia donde aún se les ve.


La fortaleza de Perote como atractivo turístico

Como has podido leer y ver a través del video y las fotografías, la fortaleza de San Carlos en Perote es un lugar digno de ser visitado.

Afortunadamente, es posible hacerlo, gracias a que hoy en día se encuentra abierto al público, y puedes visitar sus antiguas celdas y explorar su impresionante arquitectura de traza italiana.

Se recomienda que visites esta icónica estructura militar de la época colonial, preferentemente en fines de semana, que es cuando será más probable que encuentres personal que te atienda.

Otros lugares turísticos cerca de la Fortaleza de Perote

Si ya te has decidido a visitar la fortaleza de San Carlos en Perote, te recomiendo que consideres otros lugares de interés, tales como la antigua escuela normal de Perote que, como imaginarás, se encuentra en el mismo muicipio y muy cerca de la fortaleza.

Qué ver y hacer en Teziutlán, Puebla

Si estás dispuesto a ir un poco más lejos, puedes visitar Teziutlán, ya en el estado de Puebla, y que realmente queda muy cerca de Perote: apenas una hora en vehículo particular (o menos, si manejas rápido).

En la Perla de la Sierra, que es como también se le conoce a Teziutlán, podrás encontrar diversos atractivos turísticos que ver y visitar, por lo que te dejo mi guía de lugares turísticos de Teziutlán, en la que también encontrarás qué comer y dónde hospedarte, entre otras cosas

Pero algunas recomendaciones que te hago por lo pronto, son las siguientes: Visitar la joya arquitectónica y cultural que representa el santuario de la virgen del Carmen en Teziutlán. Y ni hablar de la imponente catedral de Teziutlán.

Otra muy buena opción para visitar y conocer en Teziutlán, es la Plaza de Toros El Pinal, el recinto taurino más grande y importante de la región. Luego de visitar este recinto, puedes atravesar la calle e ingresar a la antigua estación del ferrocarril de Teziutlán y, luego, caminar unos pasos al norte para abordar la antigua máquina del tren.

Tampoco puedes perderte el paseo Altagracia Calderón, que se encuentra justo en el corazón de la Perla de la Sierra, justo entre el Palacio Municipal y el Mercado Victoria.

En frentito de Teziutlán, encontrarás el Cerro de Chignautla, que es el destino perfecto si te gusta la naturaleza y la aventura.

El templo de Texaxaca en el cerro del mismo nombre, combina la historia, la arquitectura, el turismo religioso y la aventura de subir el cerro con sus respectivas recompensas: hacer ejercicio y disfrutar de un increíble paisaje.


Fuerzas armadas durante el Porfiriato en Veracruz

Si llegaste hasta aquí, es que con seguridad te gusta la historia de Veracruz. Si es así, te invito a que le eches un ojo a mi libro Fuerzas armadas en Veracruz durante el Porfiriato, en el que abordo el papel de diversos cuerpos armados en la pacificación de la entidad veracruzana, en el contexto del gobierno del general Porfirio Díaz.

Puedes seguir el enlace del párrafo anterior, o bien, hacer clic en la imagen de abajo:

fuerzas armadas en veracruz banner

Gracias por visitar mi página y dar lectura a mis artículos. Te recomiendo que te suscribas a la newsletter del blog, y visites las demás categorías: SEO, Historia, Videojuegos, Turismo


Referencias

ARCHER, Christon I. El ejército en el México Borbónico, 1760-1810, México, Fondo de Cultura Económica, 1983, 413 pp.

GUERRERO FLORES, David, “Ventana al tiempo: Fuerte de San Carlos en Perote”, en: http://www.inehrm.gob.mx/Portal/PtMain.php?pagina=perote-articulo

ORTIZ ESCAMILLA, Juan, “Defensa militar y ‘despotismo ilustrado’ el acantonamiento de tropas en Veracruz, 1797” en Luis JAUREGUI y José Antonio SERRANO ORTEGA, Historia y nación: actas del Congreso de homenaje a Josefina Zoraida Vázquez, II. Política y diplomacia en el siglo XIX mexicano, México, El Colegio de México, Centro de Estudios Históricos, 1998, pp.127-142.

MARTI, Daniel, La Fortaleza de San Carlos. Perote, Ver., Mex., en http://arkitectonica.blogspot.com/2008/08/la-fortaleza-de-san-carlos.html

Fortaleza de San Carlos en Perote en la Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Fortaleza_de_San_Carlos_de_Perote

Historiador, fotógrafo y analista SEO. Escribo también sobre videojuegos y me considero un divulgador del turismo y la cultura de Teziutlán (Puebla).

3 Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: